RSS

Tiempo de Trabajo

10 Abr

JORNADA ORDINARIA

   La jornada ordinaria de trabajo se entiende como el tiempo que cada día, semana o año el trabajador dedica a la ejecución de su prestación de trabajo. Tal y como menciona el artículo 34 del Estatuto de Trabajadores en su apartado primero la duración de la jornada se determinará libremente por las partes ya sea por contrato de trabajo o convenio colectivo, si bien respetando los mínimos legales. Así mismo este artículo señala que la jornada pactada por contrato tiene que respetar lo pactado en el convenio colectivo. Si bien no existe limitación para pactar jornadas inferiores a las previstas en convenio, ya que la jornada-convenio será inferior a la fijada por la ley.

   No obstante, la autonomía colectiva y especialmente la individual está limitadas por las siguientes normas sobre la ordenación de la jornada:
1ª) La duración máxima de la jornada ordinaria de trabajo será de 40 horas semanales de trabajo de promedio en cómputo anual.
2ª) A efectos del cómputo de la jornada se tiene en cuenta exclusivamente el trabajo efectivo. En tal sentido tal y como señala el artículo 34 ET el tiempo de trabajo se computará de modo que tanto al comienzo como al final de la jornada diaria el trabajador se encuentre en su puesto de trabajo.
3ª) La jornada máxima anual, tanto la legal como la convencional, puede ser objeto de una distribución irregular a lo largo del año. Es decir, el límite de 40 horas de trabajo a la semana es dispositivo,
Por el contrario respecto a los trabajadores menores de 18 años el límite diario es imperativo, no pudiendo realizar éstos más de ocho horas diaria de trabajo efectivo, incluyendo tanto el tiempo dedicado a la formación como el realizado para varios empleadores en caso de pluriempleo.

JORNADAS ESPECIALES EN ACTIVIDADES DETERMINADAS

   El ET autoriza al Gobierno a establecer ampliaciones o limitaciones en la ordenación u duración de la jornada de trabajo y de los descansos para aquellos sectores y trabajos que por sus peculiaridades así lo requieran.

   El Real decreto 1561/1995 prevé ampliaciones y limitaciones de la jornada laboral en una serie de sectores de actividad. Así, se contemplan ampliaciones de jornada para los empleados de fincas urbanas, guardas y vigilantes no ferroviarios, trabajo en el campo…

   Por el contrario, se prevén limitaciones de la jornada para tutelar la integridad física del trabajador en los casos de trabajos en el interior de las minas, subterráneos de construcción y obras públicas…

JORNADAS ESPECIALES POR CIRCUNSTANCIAS PERSONALES

   En el ET se establecen otras reglas especiales sobre la jornada laboral no por razón de la actividad sino de las circunstancias que concurran en la persona de los trabajadores singularmente considerados. El artículo 34.8 ET, con carácter general, reconoce el derecho del trabajador a adaptar la duración y distribución de la jornada de trabajo para hacer efectivo su derecho a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral en los términos que se establezcan en la negociación colectiva o en el acuerdo a que se llegue con el empresario respetando lo previsto en aquella.
   Es claro que no se trata de un verdadero derecho puesto que el trabajador no puede imponer unilateralmente a la empresa la adaptación de jornada u horario. A esta regla general, cabe añadir los siguientes supuestos dotados de un específico régimen legal:
a) Disminución de jornada por lactancia de un hijo menor de nueve meses (artículo 37.4 ET).
b) Disminución de jornada por razones de guarda legal de menores, familiares o disminuidos (articulo 37.5 ET).
c) Disminución de jornada por la violencia de género (artículo 37.7 ET).
d) Disminución de jornada para recibir formación en materia de prevención de riesgos laborales (artículo 19.4 ET).

DESCANSO SEMANAL

   Los trabajadores tienen reconocido legalmente, con carácter general, el derecho a un descanso mínimo semanal de un día y medio ininterrumpido que comprende, como regla general, la tarde del sábado o la mañana del lunes u el día completo del domingo. La duración del descanso semanal de los trabajadores menores de dieciocho años será, como mínimo, de dos días ininterrumpidos. Pero dado que ese descanso es acumulable por periodos de hasta catorce días, en realidad el descanso en tales días no es imperativo.

   Aunque la ley no dice nada al respecto estos descansos (día y medio) son retribuidos si bien las ausencias injustificadas de horas de trabajo durante la semana anterior implicarán la pérdida proporcional de tal retribución, aunque no del descanso. Según la jurisprudencia las ausencias por huelga (legal o ilegal) originan idéntica reducción proporcional en la retribución del descanso semanal.

INTERRUPCIONES

Podemos distinguir varios tipos de interrupciones:
  a) Pausas durante la jornada de trabajo: siempre que la duración de la jornada diaria continuada exceda de 6 horas, debe establecerse un periodo de descanso, cuya duración no sea inferior a 15 minutos.
  b) Descanso entre jornadas: el articulo 34.3 ET establece que entre el final de una jornada de trabajo u el principio de la siguiente deben mediar como mínimo 12 horas.
  c) Descanso semanal: mínimo de un día y medio ininterrumpido esto implica que la duración de este descanso semanal puede ser mejorada por convenio colectivo o contrato individual. Este descanso es retribuido, devengándose progresivamente durante la jornada de trabajo semanal.
  d) Días festivos: el artículo 37.2 ET reconoce a los trabajadores el derecho a no prestar trabajo en los días de fiestas laborales. Dichas fiestas, cuyo número no puede exceder de catorce al año, se fijan a través de un procedimiento complejo en el que intervienen la Administración Estatal, la de las CCAA y la Administración Local.

VACACIONES ANUALES

   Se encuentra regulado en el artículo 40.2 CE y 38 ET. Conforma el grupo de las interrupciones y descansos de la prestación de trabajo anteriormente explicado.

   Tradicionalmente, se viene entendiendo el periodo vacacional como un supuesto de interrupción del contrato de trabajo, que tiene como finalidad la de proporcionar un periodo de descanso anual remunerado, en el que el trabajador pueda recuperarse del desgaste psicofísico que origina el desarrollo de la actividad laboral.

El artículo 38.1 ET reconoce:
  o Se tiene derecho a ellas por cada año de trabajo.
  o El ejercicio de estas caduca cada año.
  o Imposibilidad de sustitución por compensación económica.

Existen excepciones a esta regla que son:
  o La sustitución del disfrute de las vacaciones por su compensación en metálico podrá realizarse en los casos en que la relación laboral se extinga antes de que el trabajador hubiese disfrutado de sus vacaciones.
  o Carácter retribuido del descanso anual. El ET reconoce a los trabajadores un descanso anual retribuido pero no facilita las reglas para determinar los conceptos incluidos y excluidos del cómputo económico.

  La doctrina judicial acude al artículo 7.1 Convenio número 132 OIT conforme al cual el trabajador tiene derecho a percibir durante el disfrute de las vacaciones la remuneración normal o media que perciba a lo largo del año, pero esta norma sólo es aplicable en defecto de convenio colectivo.

  o En cuanto a la duración será como mínimo 30 días naturales por año trabajado. En caso de que la prestación laboral no llegue al año, el derecho a vacaciones devengado será proporcional al tiempo trabajado.

  En cuanto a la fijación, los días iniciales y finales del periodo de vacaciones no tiene por qué ser laborales. Además, se computan dentro del periodo de vacaciones todas las festividades incluidas en ese periodo. No obstante, si el primer día de vacaciones coincide en domingo éste no debe computarse porque tal día es de descanso ya ganado por el trabajador.

  o Procedimiento para determinar el momento del disfrute: el artículo 38.2 ET establece que el periodo de vacaciones se fijará de común acuerdo entre empresario y trabajador teniendo en cuenta lo previsto en los convenios colectivos sobre planificación anual de las vacaciones.

  Este periodo vacacional puede quedar fijado por lo previsto en el convenio colectivo. Además las vacaciones pueden disfrutarse de forma continuada o distribuyendo el descanso en varios periodos siempre que una de las fracciones consista por lo menos en dos semanas laborales ininterrumpidas.

  o El articulo 38.3 ET establece la obligación empresarial de fijar un calendario de vacaciones, ya que el trabajador tiene derecho a conocer la fecha de disfrute de sus vacaciones con al menos 2 meses de antelación.

Realizado por VANESSA VIANA GARCIA

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en abril 10, 2011 en Vanessa Viana García

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: