RSS

EL TIEMPO DE LA PRESTACIÓN DE TRABAJO

10 Abr

A)    LA JORNADA Y DESCANSOS

La jornada de trabajo es el número de horas que el trabajador está obligado a trabajar efectivamente.

–          Reglas para el computo:

Conforme con lo establecido en el art.34.5 ET, se considera como tiempo de trabajo el tiempo de permanencia del trabajador en su puesto de trabajo o, lo que es lo mismo, el período durante el cual ofrece su total y efectiva disponibilidad para la ejecución de la prestación laboral debida. Nuestra jurisprudencia ha sentado reglas y criterios utilizados para resolver problemas que se dan en la práctica empresarial:

  1. Se computan solamente las horas de trabajo efectivo.
  2. No se cuentan los periodos de inactividad, salvo que por ley o pacto individual o colectivo se equiparen éstos a los tiempos de trabajo efectivo.
  3. Tampoco son incluidos los tiempos de mera presencia física en el centro (salvo que la inactividad del trabajador se deba a causas que pertenecen a la esfera de riesgo empresarial.
  4. Ni se computan los periodos durante los que el trabajador no permanece a disposición del empresario, pero durante los cuales tampoco goza de libertad de utilización del propio tiempo (comidas de trabajo, desplazamientos al centro de trabajo etc.).
  5. El tiempo invertido en desplazarse por orden del empresario desde el centro de trabajo a lugares distintos de aquel en el que se desarrolla la actividad laboral habitualmente (visitas a clientes…) habrá de considerarse tiempo de trabajo efectivo.

En los casos en los que recibe orden de desplazarse a una localidad distinta que le obliga a pernoctar o residir temporalmente fuera de aquella en la que tenga establecida su residencia habitual, el tiempo consumido en viajes, así como el tiempo en el que permanezca alejado de su centro de intereses vitales no computa íntegramente como tiempo de trabajo ordinario ni extraordinario, quedando el contrato sujeto al régimen jurídico singular aplicable en estos casos.

  1. Tampoco se toman en consideración los periodos durante los cuales el trabajador garantiza su disponibilidad sólo relativamente, como sucede en el caso de asunción del compromiso de estar localizable a través de medios de radioescucha o teléfonos móviles, en la medida en que no se prestan efectivamente servicios; ni siquiera el trabajado está físicamente en un lugar determinado por el empresario y a disposición inmediata del mismo.

 

–          Jornada ordinaria y jornada máxima:

En cuanto a la jornada ordinaria: es la cantidad de tiempo que un trabajador concreto dedica a su actividad laboral. En definitiva, es el régimen ordinario de tiempo de trabajo pactado en el marco de cada  relación individual para situaciones de normalidad contractual. Cumplida esta jornada, el trabajador no está obligado a permanecer a disposición de la empresa, salvo en supuestos extraordinarios.

La jornada máxima es la cantidad máxima de tiempo que cualquier trabajador puede dedicar a la actividad laboral para un mismo empresario.

La delimitación del margen de libertad dejado por el legislador para la concreción de la duración de los periodos de actividad laboral efectiva y para su distribución se lleva a cabo en los arts.34 y ss ET. En cuanto a los límites legales:

  • Pausa diaria: sólo opera de trabajadores mayores de edad, cuando presten sus servicios durante más de seis horas diarias con sumisión a un horario de trabajo continuado y, siendo el trabajador menor de edad, cuando su jornada continua tenga una duración de más de cuatro horas y media.  La duración mínima del descanso es de 15 minutos para el primer colectivo, elevándose a 30 para menores de 18 años. (jornada continuada: se prevé la ejecución del trabajo de forma ininterrumpida).
  • Límite diario: la jornada diaria máxima:  el legislador establece un tope máximo de 9 horas de trabajo efectivo ordinario, si son trabajadores mayores de edad, aunque este límite no es infranqueable porque puede acordarse distribución irregular de la jornada en convenio o en pacto de la empresa con los representantes de los trabajadores (art.34.3 ET).

El tope diario, además, podrá rebasarse mediante la realización de horas extraordinarias.

Para menores el límite diario es 8 horas.

  • Límite interjonadas: el descanso diario: tiempo de reposo ininterrumpido entre jornadas sucesivas. Se garantiza el derecho a descansar al menos doce horas en el curso de cada período de 24h (art.34.3ET). Podrá ampliarse este período pero no reducirse.

Existen estos límites entre otros.

–          DESCANSO.

Responde a la finalidad de garantizar un tiempo de desvinculación del trabajo suficientemente amplio como para atender a sus necesidad, no sólo de descanso, sino familiares, ocio etc. Por tanto, actualmente no tiene por qué comprender el domingo.

Su duración se fija en un día y medio ininterrumpido para mayores de 18 años y en dos días para los menores. Es susceptible de ampliación, pero no de reducción. No puede solaparse con el descanso mínimo de doce horas previsto en el art.34.3 ET.

Este descanso se viene considerando período de descanso retribuido, pero se trata de un salario diferido, que se devenga durante los días de actividad efectiva y que estará comprendido en el salario mensual o semanal convenido, caso de haberse fijado el salario tomando como unidad temporal objeto de liquidación y pago el mes o la semana.

B)    FIESTAS LABORALES

Se regula en el art.37.2 ET. Durante éstas, el trabajador queda eximido de la obligación de prestar servicios, pero sin experimentar, por ello, merma alguna en su retribución y sin que el empresario pueda obligarle a recuperar el tiempo de trabajo perdido.

Se trata de catorce por año, que se determinarán anualmente, entre el estado, comunidades autónomas y las autoridades locales respetando las pautas de dicho artículo.

C)    VACACIONES ANUALES

Regulado en el art.38 ET donde se reconoce a todo trabajador el derecho a disfrutar de un período de vacaciones anuales retribuidas, cumpliendo con el mandato del art.40.2 CE. Es el período mínimo anual durante el cual el trabajador continúa percibiendo su retribución ordinaria, pero tiene el derecho de interrumpir la prestación de servicios a favor de la empresa.

La ley establece su duración mínima en 30 días naturales por año, por lo que el convenio o contrato podrán prever un período más prolongado pero no uno más breve. No podrá establecerse una duración inferior.

Se devengan durante todo el año de forma continuada y en proporción al tiempo de actividad en la empresa.

D)    HORAS EXTRAORDINARIAS

Aquellas horas de trabajo efectivo realizadas rebasando lo que constituya la jornada ordinaria pactada con el trabajador.

  1. El legislador impone cuatro límites en la regulación de las horas extraordinarias:
  2. No las podrán realizar los menores de dieciocho años.
  3. No las podrán realizar, en ningún caso, los trabajadores nocturnos.
  4. Tampoco podrán realizar horas extraordinarias los trabajadores a tiempo parcial y fijos discontinuos, aunque podrán realizar estos trabajadores horas extraordinarias que nazcan de motivos de fuerza mayor.
  5. El número de horas, voluntarias o pactadas en convenios o contrato, no podrá exceder de ochenta al año.

Las horas extraordinarias en ningún caso podrán abonarse con un valor inferior a la hora ordinaria.

E)     HORARIOS DE TRABAJO Y CALENDARIO LABORAL

Concreción de los tramos o franjas horarias durante los cuales habrá de desarrollar cada trabajador la jornada diaria pactada. Hay diferencias entre jornada y horario: la jornada especifica el número de horas de trabajo efectivo a desarrollar dentro de cada día, y el horario son períodos diarios de trabajo efectivo, durante los cuales el trabajador está obligado a permanecer a disposición del empresario. Según el TS el horario es una consecuencia o derivación de la jornada, pues en él se precisa el tiempo exacto en que cada día se ha de prestar servicio, teniendo siempre a la vista y como norma a respetar la duración de la jornada estatuaria.

–          El calendario laboral:

Documento que refleja el régimen general de jornada y descansos aplicable en cada empresa o centro de trabajo. Comprende:

  1. Número de días laborales al año, así como el número de horas de trabajo a desarrollar diariamente con caraqcter general.
  2. El horario de trabajo normal en la empresa.
  3. Las fiestas laborales y, en su caso, los puntes que se van a disfrutar en la empresa o centro.
  4. El periodo previsto para el disfrute general de las vacaciones anuales.
  5. Los turnos de trabajo.

 

REALIZADO POR: Mª ROCÍO LUQUE GALÁN

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: