RSS

EL INSTITUTO DE LA EMPRESA FAMILIAR PIDE CONTRATOS FUERA DE CONVENIO PARA JÓVENES

19 Mar

Al comienzo de su vida laboral, los jóvenes son caros para las empresas. Son poco productivos, no tienen experiencia y necesitan trabajadores veteranos, con sueldos mayores, que les enseñen. Así lo cree el Instituto de la Empresa Familiar (IEF), que para abaratar el trabajo juvenil propone la creación de un contrato juvenil “exento de pagos a la Seguridad Social, acotado temporalmente”. Además, el salario no tendría por qué atenerse a lo previsto en los convenios, si no que podría pactarse entre el joven y el empresario, según ha propuesto el IEF en un acto.

Esta medida forma parte del plan que han presentado el presidente de la asociación que agrupa a las mayores empresas familiares españolas, Isak Andiç, y el director general, Javier Quintana, para atajar el alto paro juvenil que hay actualmente en España, más del 40%. Los responsables de este lobby ya han hecho llegar la iniciativa al Gobierno y a los principales grupos políticos. Según ha explicado Quintana, su intención ahora es reunirse con ambas partes para que lo recojan en la tramitación parlamentaria de las iniciativas que han surgido del Acuerdo Social y Económico, como el plan de choque contra el paro juvenil que ya recoge la exención de cuotas para los contratos a tiempo parcial.

Posteriormente, desde fuentes del Instituto han matizado la propuesta afirmando que estos contratos deberían formalizarse dentro de cada compañía tras un pacto entre la empresa y los sindicatos, algo que ya está recogido en la legislación actual.

“Existe una importante brecha entre la productividad que pueden aportar los jóvenes -generalmente baja, dado su escaso nivel de conocimientos prácticos- y los costes de su empleo, muy elevados en comparación con lo que pueden aportar”, explica el IEF. De ahí, este lobby empresarial quiera que las medidas destinadas a los menores de 30 años vayan más allá de lo contemplado en el acuerdo firmado por Gobierno, patronal y sindicatos hace mes y medio.

También persigue rebajar los costes laborales la propuesta que pide la bonificar al 100% las cotizaciones de los nuevos autónomos durante el primer año de actividad, y al 50% durante el segundo.

Junto con estas dos propuestas que persiguen, el IEF lanza otras ocho iniciativas. Varias de ellas van dirigidas a mejorar la formación de los jóvenes y otras a reformar y reforzar los servicios públicos de empleo y las políticas activas.

Los responsables del IEF también hablaron de la reforma de la negociación colectiva que estos días tratan de pactar sindicatos y empresarios. Según Quintana, la reclamación de las grandes firmas familiares es acercar los convenios al ámbito de la empresa y permitir mayor facilidad en los descuelgues de los pactos sectoriales o provinciales.

Publicado en el periódico “El País” a 18 de marzo de 2011

OPINIÓN POR CLARA MIRALLES DE IMPERIAL POLO

Ante la anómala y enorme cantidad de jóvenes en paro, parece que lo único que se le ocurre al Instituto de la Empresa Familiar es ofrecer una serie de propuestas sobre lo que ellos denominan “contrato juvenil”, partiendo de la base de que los jóvenes resultamos “caros” para las empresas.

Las medidas fomentan un nuevo tipo de contrato, en el cual no rija la obligación de pagar la seguridad social al trabajador, por un tiempo limitado, y donde el salario no se atenga a los convenios colectivos, sino que se pactaría entre el joven y el empresario.

Desde mi situación de joven estudiante y espero, futura trabajadora, la noticia no levanta grandes esperanzas. Parece que solo tienen en cuenta los gastos iniciales que supone contratar a una persona joven, pero no dan tanta relevancia al hecho de que la inyección de personal joven y recién salido de la carrera conlleva una inversión a largo plazo para la empresa, que verá recompensados sus esfuerzos iniciales con un enriquecimiento posterior en su ámbito general.

Por supuesto que estoy de acuerdo con que se planteé la necesidad de reformas para acabar o al menos reducir el paro que nos ahoga de modo especial desde la famosa e inacabable crisis, pero no creo que la minusvaloración de nuestras condiciones de trabajo sea el camino adecuado para conseguirlo.

Especialmente, en cuanto al “pacto del salario” entre el joven y el empresario me pregunto ¿es que acaso un joven recién llegado al mercado laboral va a estar en igualdad de condiciones que un empresario bien situado? Resulta irónico que el Instituto de la Empresa Familiar utilice la palabra pacto, ya que desde mi punto de vista sería más adecuado a la realidad decir “imposición del salario sin la cobertura mínima de protección de los Convenios Colectivos”, pues parece obvio que esta será la irrefrenable situación a la que llegaremos en caso de aprobarse estas medidas.

Por otro lado, el hecho de no incluir a los jóvenes la Seguridad Social supone un grave perjuicio, más ahora que nos alargan la edad de jubilación. Aun no se sabe cuánto será el tiempo que ellos consideran limitado, pero desde luego resulta una política completamente contraria a uno de los preceptos básicos de nuestra Norma Fundamental, el art. 41 CE según el cual “Los poderes públicos mantendrán un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situación de necesidad, especialmente en caso de desempleo.”

Esperemos que finalmente la negociación con los sindicatos proteja a los trabajadores, siempre en la posición más débil, y no tengamos que ver aun más oscuro nuestro futuro después de la Universidad.

Anuncios
 
Comentarios desactivados en EL INSTITUTO DE LA EMPRESA FAMILIAR PIDE CONTRATOS FUERA DE CONVENIO PARA JÓVENES

Publicado por en marzo 19, 2011 en Noticias

 

Los comentarios están cerrados.

 
A %d blogueros les gusta esto: